Tormenta de verano sobre Cuenca

DSCN0200_m.jpg

Ayer ardía Cuenca bajo la ola de calor. El suelo era fuego y las casas eran fuego. Ya por la tarde llegó la tormenta a la ciudad.

Y las gotas reavivaron las llamas del día. La ciudad estaba bonita vista desde arriba. Pero al hacer la foto, como en una metáfora, las luces se convierten en llamas que brotan de todos los rincones, dándole un aspecto todavía más mágico.

Deja un comentario